Cardigan, la chaqueta irresistible de masculina tentación, es sin duda la prenda del momento.



 

A la pregunta, ¿Resultan los cardigans una ropa para hombre retrogada, ambigua y casposa? La respuesta es clara: ¡no! La chaqueta de punto para hombres aunque la mayoría las veces muestre un aspecto bohemio o demodado también muchas veces puede resultar muy chick y actual, por lo que hay que ser muy precavidos a la hora de elegir cada modelo, ya que no tiene que caer tampoco en el estilo demasiado dandi. Por tanto, es necesario escoger una rebeca ocasional para hombre con cierre de cremallera en combinación de botones.


Erase una vez...

Un día, durante la primera mitad del siglo 19, James Thomas Brudenell, conde de Cardigan, elaboró y fabricó su propio suéter de punto, lo popularizó y quedo el nombre de Cardigan, como la prenda era ya muy larga y resultaba también bastante ancha el señor conde a base de cuchillo y tijera recortó y recosió la prenda. le puso botones convirtiendo un minúsculo suéter en una chaqueta de punto abotonada. El hecho es que, desde entonces, se han agregado cierres con cremalleras, huesos tallados de animales etc. Hoy en día, la chaqueta de punto para hombres se ha convertido en un elemento esencial de nuestro armario, tanto en invierno como en verano según regiones, por que cuando los días de sol están reapareciendo, nos olvidamos de la lana y nos ponemos una chaqueta de lino o algodón para verse bien sin morir de calor.


A la vanguardia de las tendencias y de la moda.

Y debido a que James Thomas Brudenell le gustaba sentirse cómodo en sus zapatillas de deporte de la época e inspirado por su gusto por la ropa elegante, pero práctica, decidió conjuntar su atuendo con unos pantalones chinos ajustados y ponerse un par de mocasines de dos tonos. Un estilo de moda vanguardista para esta temporada que viene 2015, que es a la vez informal y elegante!.